Padres o Nones.

Deportes de invierno para toda la familia

El frío y la nieve no tienen por qué ser sinónimo de encerrarse en casa. Descubre junto a tus hijos todos los deportes que nos ofrece esta estación del año y pon en movimiento a toda la familia

  

En invierno el deporte tiene nombre de nieve. Niños de todas las edades pueden disfrutar practicando una gran variedad de disciplinas la mayoría de ellas al aire libre.

 

Patinaje sobre hielo


Muchas ciudades tienen pistas de hielo, lugares ideales para que los niños aprendan a deslizarse. Aunque a los padres puede darles un poco de miedo porque puede parecer peligroso, no hemos de olvidar que los niños aprenden muy rápido cualquier deporte. 

 

Patinar sobre hielo, además de deporte, puede ser un ejercicio divertido para cualquier día y a cualquier edad.


Por supuesto, es fundamental que se equipen con el material de seguridad adecuado, desde cascos a coderas, sin olvidar rodilleras y muñequeras. Además es mejor llevar ropa cómoda y pantalones largos. También es aconsejable que lleven guantes aunque no tengan frío, para proteger las manos en caso de caída sobre el hielo. 
Aunque patinar sobre hielo no es peligroso tenemos que ser muy cuidadosos con los niños, ya que los patines tienen cuchillas que pueden ser peligrosas en las caídas. 

Para empezar a patinar hay que aconsejar a los niños unas normas básicas como no tener prisa e ir poco a poco. Al principio basta con "caminar" por el hielo hasta ir tomando más confianza y destreza.


Hay que patinar en el sentido marcado evitar el centro de la pista donde suele haber gente con más experiencia que hace piruetas. Tampoco hay que permanecer parado en medio de la zona con más gente. Y sobre todo, mirar por donde se va, evitando mirarse sólo los pies.

 

Un viaje a la nieve

 

Aunque practicar deportes de invierno no tienen por qué ser muy caro, para algunas familias puede estar fuera de su presupuesto. Sin embargo, no por eso han de quedarse sin disfrutar de las posibilidades que ofrece la temporada de frío. Una escapada en coche para pasar el día entre las montañas nevadas es una excusa ideal para acercarnos a estos deportes.

 

Una de las opciones es comprar o alquilar un TRINEO -hay algunos muy baratos, de plástico resistente- con el que se puede hacer carreras familiares y deslizarse por pequeñas pendientes nevadas. También se puede "fabricar" un trineo con bolsas de plástico grandes. Sólo tenemos que adquirir un plástico resistente, buscar una pendiente nevada y ¡a deslizarse! 

 

 

En nuestra escapada también podemos aprovechar para jugar a los deportes de invierno olímpicos, adaptados por supuesto. 

 

Uno de los más fáciles es el "BANDY" un deporte olímpico parecido al hockey pero con una pelota. Podéis llevaros palos de hockey de plástico y una pelota. Buscad una zona más o menos amplia, marcad las porterías y ¡a jugar!

 

Esquí para toda la familia

 

También se puede aprovechar para iniciar a los niños en el deporte del esquí. Lo fundamental es que toda la familia pueda disfrutar de la nieve, por eso, no hay que forzar a los niños a que practiquen este deporte, pero sí que comiencen a acercarse a la nieve de una forma divertida, seguro que acaban "enganchados". 

 

 Muchas estaciones españolas cuentan con divertidas instalaciones y actividades especialmente pensadas para familias  y niños

 

La Asociación de Escuelas, Profesores y Entrenadores de Deportes de Invierno no recomienda el aprendizaje y entrenamiento de este deporte hasta los cuatro o cinco años. Sin embargo, es muy recomendable que los niños de 2 y 3 años se familiaricen con la nieve jugando con ella, deslizándose junto a sus padres con trineos. Es a partir de los cinco años el momento ideal para que aprendan la técnica del esquí. 

 

Para los padres que nunca han esquiado será, seguramente, muy difícil aprender, pero no imposible. Si os decidís a aprender toda la familia junta será muy divertido, a pesar de las caídas ¡y seguro que tus hijos se sorprenden de lo fácil que ellos aprenden y lo que a los mayores les cuesta! 

 

Es prácticamente imprescindible que los niños lleven casco para prevenir lesiones en caso de caída. Además, aunque sea invierno, no olvidéis la crema solar de protección alta ni las gafas de sol homologadas ya que el sol reflejado en la nieve puede dañar la piel e impedir la visión.

La ropa recomendada por los expertos es la ropa impermeable tipo los monos de nieve, ya que los niños caerán muchas veces y hay que evitar que estén mojados. Además, es importante que los niños lleven la ropa que se ajuste a su talla- no debemos caer en el ‘están creciendo’- ya que si es demasiado grande o pequeña no les protegerá de la humedad. 

 

No olvidemos, además, que los niños, cuando están disfrutando son incansables e incapaces de reconocer algunas ‘señales’. Hay que enseñarles a que si se mojan han de parar, o que si las botas y los esquís bailan porque no están bien sujetos han de parar y ajustárselos correctamente. 

 

Snowboard

 

Este deporte está cada vez más de moda entre niños y adolescentes. Es un deporte muy divertido para ellos y que, a pesar de que empezar es muy difícil, no deja de motivarlos. Con un poco de esfuerzo pueden llegar a dominar la tabla y pasárselo realmente bien. 

El momento ideal para empezar a practicar este deporte es a partir de los 7 años. Antes les será muy complicado llegar a controlar el equilibrio sobre la tabla ya que, a diferencia de los esquís, sólo hay un punto de apoyo, la tabla. 

Pero, como lo importante es disfrutar, deja que sean tus hijos- asesorados por ti- los que decidan qué deporte les apetece probar. Si se deciden por el snowboard una buena forma de ‘entrenar’ cuando no podéis ir a la nieve es con un monopatín, ya que así aprenden a controlar la tabla. Además, así sabrán qué pierna llevan delante y podrán saber qué tipo de tabla necesitan (si llevan el pie derecho atrás es regular si es el izquierdo el que llevan detrás es goofy).


En cualquier caso en todas las pistas de esquí hay profesionales que aconsejan sobre qué tabla es la adecuada para empezar teniendo en cuenta la altura y el peso de los niños.
La ropa que necesitarán los niños es del mismo tipo que la de esquiar y, de la misma manera, en las pistas podéis alquilar el material necesario para que se inicien en el ‘snow’.

 

No te olvides de…

 

-Como en cualquier deporte, antes de empezar es recomendable estirar y calentar las articulaciones. Esto es especialmente importante para los deportes de frío. Así que unas carreras y unas vueltecitas antes de deslizaros son imprescindibles. 

-Si vais a la nieve hay que aprovechar las horas de luz. Desde bien pronto por la mañana hasta primeras horas de la tarde, cuando empieza a atardecer ya que el frío empieza a ser más intenso

-Lo ideal es que empecéis el día con un buen desayuno, muy consistente y os llevéis barritas energéticas para almorzar. A medio día lo mejor es hacer una comida ligera para aprovechar las horas de sol.

 

Cuéntales a tus hijos…

 

-Los Juegos Olímpicos de Invierno se celebran cada cuatro años desde 1924. Este evento surgió de la imposibilidad de practicar estos deportes durante el verano, cuando normalmente se celebran los Juegos Olímpicos.


-Los deportes de invierno más comunes son el esquí en sus diferentes modalidades, el patinaje artístico y de velocidad, el hockey sobre hielo y los saltos de esquí. Pero además existen otros deportes muy curiosos como el bobsleigh o el luge (una especie de carreras de trineos), el curling (deporte que consiste en que dos equipos deslizan una piedra sobre una superficie de hielo) o el bandy (hockey sobre hielo con una pelota).

 deja tu comentario

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS