Padres o Nones.

Minerales y oligoelementos

Los oligoelementos y minerales son indispensables para el buen desarrollo y crecimiento de los niños. La cantidad diaria, por pequeña que sea, debe estar contenida en la alimentación en dosis pequeñas, pero no por ello menos importantes

 

AMPARO LUCAS ALBA
Dietista clínica
Somos lo que comemos

 

Los oligoelementos y minerales poseen muchas funciones y son activadores de funciones del organismo. Los oligoelementos se denominan así porque son necesarios en cantidades menores a 100 mg por día y los minerales en un aporte mayor a 100 mg diarios

 

Entre los minerales destacan:

 

Hierro

 

Es un mineral imprescindible en la alimentación infantil, ayuda a las defensas naturales del organismo así como al buen funcionamiento de los músculos. Además desempeña un papel muy importante en el desarrollo y crecimiento cerebral, que tiene su máximo crecimiento durante los primeros años de vida.
Su deficiencia es un problema importante de salud. La incidencia de anemias es elevada en los primeros años de vida.
Mejor tomarlo con un zumo de cítricos.

 

Calcio

 

Es conocido por su importancia para formar los huesos, se asimila mejor en un medio ácido y acompañado de vitamina C, zumo de naranja por ejemplo. La vitamina D colabora en su correcta absorción.
Interviene en otras funciones metabólicas como regular el pH de la sangre, la coagulación, el latido cardiaco o la contractilidad de los músculos estriados.

 

Azufre

 

Interviene en la producción de colágeno presente en la matriz ósea o la piel. Forma parte de vitaminas del grupo B.

 

Algunos oligoelementos son:

 

Magnesio

 

Es un relajante natural. Participa en muchas reacciones metabólicas

 

Yodo

 

Es imprescindible para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Los productos del mar son fuente adecuada de yodo.

 

Zinc

 

Interviene en el metabolismo de los carbohidratos (como el arroz, tubérculos, pasta, legumbres), proteínas (como las carnes, pescado, huevo, queso) y grasas. Favorece el sistema inmune, la piel y el desarrollo de los órganos sexuales. También ayuda a la eliminación de ácido láctico ,“agujetas”, después del ejercicio físico. Se encuentra en marisco, pescado, legumbres, frutos secos como anacardos y carne.

 

Selenio

 

Favorece el sistema inmune y el metabolismo de las grasas.

 

Cobre

 

Interviene en la formación de los glóbulos rojos y la hemoglobina, proteína que transporta oxígeno en la sangre. Mejora la utilización del hierro. Se encuentra en crustáceos, casquería,  leche y pescado.

 

Cromo

 

Colabora en el metabolismo de carbohidratos y ayuda a trabajar a la insulina. Lo encontramos en germen de trigo y queso.

 

Mejorar el aporte con polen

 

Cuando los niños están bien alimentados reciben estos nutrientes, pero si hay que mejorar el aporte un buena idea es el polen. Una cucharada en un batido de frutas es un buen aporte diario, siempre en el contexto de una dieta bien balanceada.

 

El polen contiene potasio, sodio, calcio, magnesio, fósforo, azufre, aluminio, boro, cobre, yodo, hierro, manganeso, níquel, sílice, azufre, titanio y zinc.
 

 deja tu comentario

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS