Padres o Nones.

Riesgos de la salud en verano

Quemaduras, insolación, picaduras, problemas de piel, accidentes....En verano son muchos los riesgos que acechan la salud de los niños. La prevención es clave para pasar unas felices vacaciones


AHOGAMIENTOS

 

Los ahogamientos son la segunda causa de muerte infantil. Es importante no solo poner protección en el acceso a los lugares de baño, sino vigilar a los niños en todo momento, no sólo en la piscina, sino también en el mar, lagos, pozas o ríos.

 

Hay que extremar las precauciones y no hay que olvidar que son muy frecuentes los accidentes que se producen nada más llegar al lugar de vacaciones, ya que mientras los padres abren la casa y entran el equipaje, los menores sienten curiosidad por exploran los alrededores, donde puede haber una piscina no protegida.

 

Desgraciadamente también son frecuentes las lesiones por zambullidas en el mar y en las piscinas con insuficiente profundidad, por lo que es importante que los padres controlen los juegos de los niños.

 

Para evitar accidentes en el agua hay que recordar comprar flotadores que cumplan las normas de seguridad y no olvidarse de vigilarle aunque lo lleve. Los padres deben enseñar a nadar al niño lo antes posible y recordar que los niños de corta edad pueden ahogarse con poca cantidad de agua

 

Más información sobre prevención de accidentes en piscinas, playa y ríos.

 

QUEMADURAS

 

 

En verano hay que extremar el cuidado de la piel de los niños. La piel tiene "memoria" y la exposición frecuente al sol en los primeros años de vida y las quemaduras durante la infancia aumentan el riesgo de sufrir lesiones cutáneas cuando sean mayores. Además, los bebés y menores de 3 años son los más sensibles a los efectos nocivos de las radiaciones

 

Hay que evitar el sol en las horas centrales del día y antes de ir a la piscina o la playa hay que ponerles crema solar de factor adecuado y resistente al agua, además de protegerse con gorros, manga larga o gafas si se va a estar mucho tiempo al aire libre.

 

Más información sobre protección de la piel en verano

 

INSOLACIÓN

 

La insolación se produce por una exposición excesiva al sol que suele manifestarse con decaimiento, dolor de cabeza, vómitos y pérdida de conocimiento

 

Los bebés y menores de cuatro años tienen más riesgo debido a su sistema de termorregulación y a que se deshidratan con más facilidad

 

Ante un caso de insolación hay que buscar una zona fresca y con sombra, tumbar al niño boca arriba y desnudarle. Para bajar la temperatura corporal hay que aplicar paños de agua tibia y si no ha perdido el conocimiento, ofrecerle agua o bebidas isotónicas en pequeños sorbos.

 

Si pasados 10 o 15 minutos permanece decaído, confuso, delira o si su temperatura corporal sigue elevada y su respiración rápida se debe acudir a urgencias.

 

Más información sobre las insolaciones y golpes de calor

 

PICADURAS

 

-Medusas

 

No hay que frotar la zona de la picadura, ya que se puede aumentar la lesión al diseminar los tentáculos que puedan haber quedado adheridos a la piel. Tampoco hay que utilizar agua dulce ya que al haber un contraste con el agua salada se produce un cambio de osmolaridad que hace que se rompan las células adheridas a la piel y se libere más líquido urticante.

Para calmar el dolor utilizar suero fisiológico o agua de mar. Se puede aplicar una bolsa con hielo y acudir al puesto sanitario más próximo para que se administre un antihistamínico

 

-Insectos

 

Para evitar el riesgo de picaduras se debe usar ropa de colores poco llamativos y no usar perfumes de olor intenso.

 

No se aconseja utilizar lociones con amoniaco o antihistamínicos tópicos que, aunque calman el picor, pueden sensibilizar la piel.

 

-Avispas o abejas

 

Tras la picadura se debe lavar la piel con agua y jabón y aplicar una loción de calamina para calmar el picor. También se puede poner frío en la zona.

Si la picadura es de abeja hay que sacar el aguijón con pinzas y sin apretar la piel.

Si la reacción es intensa se puede poner una crema de corticoides y tomar un antihistamínico oral, nunca en crema ya que pueden producir erupciones cutáneas con el sol.

Si el niño se rasca puede provocar una sobreinfección por lo que se puede aplicar una pomada antibiótica.

Si se infecta o aparece una reacción alérgica, se debe acudir al médico.

 

Más información sobre picaduras

 

SUDAMINA

 

Se trata de una erupción que con frecuencia aparece en la piel de algunos niños, sobre todo recién nacidos y menores de un año, debido a la obstrucción de los conductos de las glándulas del sudor.

Para prevenirla hay que evitar utilizar ropa muy ajustada y es aconsejable hidratar la piel y evitar obstruir aún más los conductos de las glándulas del sudor con talco o cremas muy espesas.

 

Para más información consulta la web de la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria
 

 deja tu comentario

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS