Padres o Nones.

Golpes en la cabeza y traumatismos craneoencefálicos en niños

Una de las cosas que más preocupa a los padres es cuando su hijo se da un fuerte golpe en la cabeza. En estas situaciones dudan si acudir al médico o quitarle importancia. Los expertos dan las claves para saber cuando es necesario ir a urgencias

 

Las caídas y golpes son habituales durante la infancia. Los niños suelen hacerse heridas y chichones con frecuencia. Pero cuando el golpe es en la cabeza los padres suelen angustiarse.


En general no hay que alarmarse, pero si prestar especial atención a este tipo de golpes, aunque sean leves, porque pueden dañar el cerebro y provocar una alteración de las habilidades cognitivas, físicas o emocionales.

 

Cada año se producen en nuestro país entre 80.000 y 100.000 nuevos casos de traumatismo craneoencefálico de los que aproximadamente un 50 por ciento se producen en menores de 15 años


En los niños, su mayor incidencia ocurre entre los seis meses y los seis años y actualmente el traumatismo craneoencefálico (TCE) es la principal causa de ingreso en urgencias pediátricas.


En términos generales, los golpes en la zona frontal de la cabeza, son más dolorosos que peligrosos. En la mayoría de casos provocan brechas en la frente con el consiguiente sangrado de la herida que normalmente sólo precisa puntos de sutura.

 

Los golpes en la zona occipital o posterior de la cabeza y en la zona temporal o lateral, pueden ser más complicados y graves. En estos casos hay que controlar muy de cerca al niño y acudir al médico ante cualquier síntoma anormal que presente el menor.

 

Una de las primeras consecuencias de un TCE es la pérdida de conciencia. La duración y el grado de ésta es uno de los indicadores más significativos de la gravedad.


Como norma general, tras un golpe en la cabeza que no haya sido muy violento los padres deben estar tranquilos y solo tienen que vigilar al niño durante al menos 24 horas. Eso no significa que deba guardar reposo, hay que dejarle que continúe su actividad normal, pero comprobando si sufre algún síntoma especial.

 

Se debe acudir al hospital si se observa que existe una pérdida de conocimiento o el niño presenta un cambio importante en su carácter, está agitado o atontado, vomita, las pupilas no son simétricas, tiene dificultad para mover un miembro, habla con dificultad y de forma incoherente, presenta un fuerte dolor de cabeza o hemorragia por la nariz, oídos o boca. En estos casos, aunque el golpe no haya sido fuerte hay que tener cuidado pues podrían existir complicaciones.

 

Al ser la somnolencia uno de los síntomas de la TCE, existe la creencia generalizada que hay que evitar que los niños se duerman, pero los expertos coinciden en que no es necesario. Basta con despertarle cada dos o tres horas para valorar su estado. Para ello sólo hay que preguntarle su nombre, ver si reconoce a los padres o si contesta preguntas sencillas. Si se trata de un bebé hay que comprobar que responda a estímulos externos.

 

El vómito es el signo que se presenta en más de la mitad de los casos, sin embargo por sí sólo no es un indicador de la gravedad, a menos que se presente en forma repetida y con gran fuerza.

 

No hay que olvidar que afortunadamente en la mayor parte de los casos, los golpes en la cabeza no suelen revestir importancia.

 

Recuerda: síntomas ante los que se debe acudir al médico

 

Según expertos del servicio de Daño Cerebral del Hospital 9 de Octubre tras una caída los padres deben acudir al médico si el niño presenta uno de estos síntomas después de sufrir un golpe en la cabeza

 

- Pérdida de conciencia o convulsiones.

 

- Vómitos de repetición, proyectivos o “en escopetazo”.

 

- Somnolencia, dificultad para despertarlo.

 

- Dolor de cabeza fuerte y progresivo.

 

- Cambios de carácter (irritabilidad, agresividad).

 

- Alteraciones de la marcha, vértigos o debilidad de miembros.

 

- Alteraciones en el tamaño de las pupilas.

 

- Alteraciones en la visión.

 

- Salida de líquido o sangre por el oído o nariz.
 

 107 comentarios

Comentarios:

  Dice ser "Romina2017vera@gmail.com"  
domingo, 02 de abril de 2017, 19:44

Mi hijo se callo de la cama superpuesta cuando estaba dormido.
Tenia fuerte dolor de cabeza y a las dos horas de lo sucedido comenzo a tener vomitos
Me asuste y lo lleve al hospital, donde le hisieron una placa de la cabeza x suerte no hubo fractura de craneo.Yme dijeron qe regresara a mi casa.
No deberian haserle algun tipo deestudio mas me pregunto.NO ME QUEDO TRANQUILA SOLO CON ESO!!"


Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS