Padres o Nones.

Problemas de visión en los niños

Hasta los diez años el niño no alcanza el cien por cien de la capacidad visual, pero es importante que durante su infancia los padres cuiden sus ojos. No hay que olvidar que un 30 % de fracaso escolar tiene su origen en problemas de vista

 
La primera revisión de la vista que se hace a un niño es nada más nacer en el propio hospital. Al mes y medio un bebé empieza a ver aunque sólo imágenes borrosas y puede seguir un objeto con la mirada.


A los diez años ya completa su capacidad visual, pero a partir de los tres años ya se puede evaluar su agudeza visual y se comienzan a diagnosticar los principales problemas de la vista.

 

Astigmatismo


Alteración en la que una parte de la imagen queda enfocada por delante del resto, tanto en los objetos cercanos como en los lejanos.


Se debe a que la curvatura de la cornea no es uniforme y los niños que la sufren necesitan gafas correctoras.

 

Ojo vago

Se conoce así a la ambliopía y comienza cuando un ojo o los dos pierden un grado importante de visión.


Cuando un ojo envía imágenes de mala calidad al cerebro, éste tiende a ignorar las imágenes de ese ojo. Si la situación se prolonga mucho tiempo, los cambios en las vías neuronales implicadas se hacen irreversibles, por ello se suele tapar el ojo bueno con un parche para forzar al cerebro a utilizar las imágenes del ojo vago.

 

Miopía e Hipermetropía

La Miopía es un efecto de refracción y los niños que lo sufren ven bien de cerca y mal de lejos. Al contrario que la miopía, en la hipermetropía ven bien de lejos y peor de cerca.

 

Ambos problemas se tratan con lentes correctoras, aunque a veces basta con un seguimiento de la evolución de esta dolencia sin necesidad de recurrir a las gafas

 

Estrabismo

Se produce cuando los dos ojos no se alinean en la misma dirección y uno se desvía hacia dentro o hacia fuera. Se conoce más como “ojos bizcos”


El tratamiento puede ser corregir la desviación con gafas, aunque en algunos casos se necesita cirugía.

 

RECUERDA...

 

- La detección precoz es importante para corregir los problemas visuales.

 

- En torno a los 3 años, el niño ya tiene madurez suficiente para una exploración ocular.

 

- La observación de los padres es decisiva para detectar algunos problemas de la vista.

 

- Son necesarias revisiones periódicas de la vista del niño

 

- Los niños conservan la plasticidad neuronal necesaria para revertir complicaciones.

 

- El uso de lentillas sólo es recomendable cuando el niño alcanza la madurez suficiente para su uso y mantenimiento.

 

- Las intervenciones de cirugía se aconsejan cuando se ha alcanzado una estabilidad refractiva y siempre por encima de los 20 años.

 

Más información en la página de oftalmología del Hospital Nisa

 

CONSULTA OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS CON LA SALUD DE LOS NIÑOS

 

 

 deja tu comentario

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS