Padres o Nones.

Hl k tal sts?, m aptc mxo vrt, slu2 (*)

Cuando un padre lee algún mensaje que ha recibido o enviado su hijo a través del móvil, suele quedarse perplejo ante grupos de consonantes impronunciables y piensa que hablan en código

(*) Hola, ¿Qué tal estás? Me apetece mucho verte. Un beso y saludos

 

Lo primero que sorprende en un SMS en el móvil de cualquier joven de hoy en día es su saludo. “Ola”, escriben sin rubor. El adulto que lo lee, más si es su padre, pasa de la sorpresa al enfado y ante el temor de que su hijo haya sufrido una regresión académica y se encuentre al nivel de un niño de párvulos aunque supere los 15 años, le corrige pacientemente: “las únicas olas que existen están en el mar, el hola de saludo es con hache”. Cuando comprueba los mensajes de los amigos de sus hijos y descarta un ataque colectivo de analfabetismo, descubre que está ante una nueva revolución del lenguaje.

 

No se trata de enviar mensajes inaccesibles a los adultos, no ha sido premeditado, simplemente es fruto de la comodidad, del la ley del menor esfuerzo y del ahorro económico. La explicación es muy simple: acortar las palabras rozando lo indescifrable permite decir más cosas en menos espacio, algo muy útil si se tiene en cuenta que un mensaje SMS suelen tener un límite de 160 caracteres, incluidos espacios en blanco.

Cuando comprobaron que también era más rápido escribir las abreviaturas en un chat, el fenómeno no tuvo marcha atrás. Así que fuera las haches y los acentos, las palabras cuanto más breves mejor, las vocales casi no hacen falta y hay que aprovechar al máximo los números teniendo en cuenta  su sonido.

En este nuevo lenguaje sólo hay una regla de oro y no es precisamente ortográfica: todo lo que se entiende vale.

Con estas básicas normas toda la información cabe en un SMS. Algo muy importante si se tiene en cuenta que los adolescentes entre 12 y 15 años son los mayores consumidores de mensajes de móviles.

Pero el fenómeno ya no se podía parar. Los jóvenes pronto se dieron cuenta que si era útil en el móvil e internet, también lo tenía que ser para tomar apuntes en clase. Y ahí comenzaron los riesgos, ya  que para horror de padres y profesores   comenzó a colarse en los exámenes.

No todos los adultos se han echado las manos a la cabeza, muchos aprueban esta nueva albafetización digital, y ya hay una novela escrita en parte con abreviaturas de MSM , incluso los expertos han llegado a organizar congresos sobre este nuevo fenómeno, como el celebrado en San Millán de la Cogolla, cuna del castellano desde que en el siglo XI un monje dejara pequeñas anotaciones en su libro de salmos. También existen diccionarios que recopilan términos, abreviaturas y normas para acercar este lenguaje a los adultos e, incluso un concurso de Poesía SMS

Muchos expertos creen que ambos lenguajes pueden coexistir sin conflicto, otros critican que se esté empobreciendo la comunicación y se esté “jibarizando” la lengua, algo no tan  descabellado si se tiene en cuenta que en cinco años las palabras utilizadas por los universitarios se redujeron de 800 a sólo 300.

Pero lo cierto es que no hay nada nuevo bajo el sol y algunos sociólogos recuerdan que la escritura hebrea no utiliza vocales y los estudiantes siempre han recurrido a abreviaturas para coger apuntes e, incluso, echan mano de la disortografía de Juan Ramón Jiménez, las funciones expresivas de Huidobro o la síntesis de Quevedo, para justificar esta forma de comunicación. Sólo el tiempo dirá si es una moda pasajera o algo que perdurará.

Diccionario básico MSM-Castellano

Normas:

-Todo lo que no es necesario, sobra

-Signos de interrogación. Uno solo basta

-No a la hache

-Aprovechar el sonido de las consonantes.

- La ch se convierte en X.

-Las cifras valen  por su sonido:  sld2 es saludos

 

Algunas palabras clave:

Muak: beso

Tq :te quiero

Mk?:  me quieres?

Cnt:  contesta

Ktps? Qué te pasa?

Tblg: te veo luego

Tkrm: tengo que irme

 

 

 2 comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS