Padres o Nones.

Las claves y el origen de las tradiciones navideñas

La fiesta religiosa se entrelaza con numerosas costumbres, cristianas y paganas, trasmitidas de generación en generación. Todas hacen más entrañable la navidad.

 
Estos días se celebra el nacimiento de Jesús, por eso es la fiesta más importante del cristianismo junto con la Pascua. En castellano utilizamos la palabra Navidad que significa vida nueva, pero en países anglosajones se llama Christmas, que significa “misa (mass) de Cristo” y los países germánicos la llaman Weihnachten , “noche de bendición”
 
 

Cuéntale a tus hijos….

 
Porqué es Navidad el 25 de diciembre
Se desconoce la fecha exacta del nacimiento de Jesús, pero la tradición la situaba durante el solsticio de invierno.
 
Desde el siglo II se celebraba a principios de enero la Teofanía, fiesta de la manifestación del Salvador, que agrupaba su nacimiento,  bautismo y la adoración por los magos. Por su parte, los paganos celebraban unos días antes, el 25 de diciembre, el "Natalis Invicti", el Nacimiento del Invicto, que era el Sol.
Fue el Papa Julio I quien en el año 334 estableció la Navidad el 25 de diciembre, aunque también se barajó el 16 de mayo, para poner fin al "Nacimiento del Invicto" pagano y celebrar sólo al único Invicto, Jesús.
 
Aunque se celebra el 25 de diciembre en la mayoría de iglesias cristianas (Católica, Anglicana y algunas protestantes y la Ortodoxa Rumana), el resto de iglesias ortodoxas la celebran el 7 de enero.
 
Montar el Belén
El belén recrea el nacimiento de Jesús en un establo, donde fue visitado por los pastores, a quien un ángel había anunciado la noticia.
El origen de esta tradición hay que buscarlo en Italia en 1223 cuando Francisco de Asís quiso escenificar con figuritas de cartón el nacimiento de Jesús. En España la esposa de Carlos III llevó a la Corte unas figuras de porcelana procedentes de Nápoles y gustó tanto al Rey que pidió un Belén completo para su hijo.
 
El árbol de Navidad
El origen es alemán y se le atribuye a San Bonifacio, quien en la primera mitad del siglo XVII en su sermón de Navidad intentó convencer a unos druidas de que el roble no era un árbol sagrado. Para demostrarlo cortó un roble y provocó una caída en cadena de árboles. Todos se derrumbaron menos un pequeño abeto que llamaron “el árbol del niño Dios”.
En el siglo XVI se comenzó a decorar estos árboles, aunque esta costumbre no llegó a España hasta mediados del siglo XX.
 
También se cuenta que en los países nórdicos durante las fiestas paganas del solsticio de invierno se consideraba el abeto como el árbol del nacimiento, debido a que durante esos fríos días era el único árbol que destacaba en altura y verdor.
 
El día de los Santos Inocentes
Cuando los Reyes de Oriente, siguiendo una estrella, llegaron a Jerusalén, fueron recibidos por el Rey Herodes, a quien contaron que buscaban a un recién nacido que “debía reinar sobre todas las naciones”. Herodes, temeroso de que este niño llegara a sustituirle, mandó matar a todos los menores de dos años (niños inocentes). En el siglo IV, la iglesia decidió recordar la muerte de estos niños cada 28 de diciembre.
La costumbre de hacer bromas proviene de mezclar esta fecha con una tradición pagana de la edad media, en la que los ciudadanos asumían entre el 25 y el 31 de diciembre el papel de la autoridad y hacían bromas.
 
Tarjetas de Navidad
En 1831, un diario de Barcelona quiso felicitar a sus lectores con una litografía, costumbre que rápidamente se extendió. El primer Christmas se atribuye a Henry Cole quien, al no tener tiempo para escribir a sus amigos, en 1843 encargó a una imprenta cartas de felicitación con el mensaje “Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo”.
 
Villancicos
Durante el siglo XVII los maestros de capilla pusieron música a miles de cancioncillas religiosas para ser cantadas en los maitines de las festividades litúrgicas. Las que mejor recordaban los fieles eran los de Navidad.
 
Otra teoría pone su origen en las canciones paganas que cantaba el pueblo (villancico podría ser un diminutivo de villano). En el siglo XVIII las autoridades prohibieron estas canciones, pero ante la resistencia de los ciudadanos deciden permitirlas, aunque obligando a que en Navidad hiciesen alusión a motivos religiosos y al nacimiento del niño Jesús.
 
 
Reyes Magos
Los Reyes Magos aparecen en el evangelio de San Mateo, aunque no dice que fueran reyes, cuántos eran, ni sus nombres. Solo dice que eran magos que siguiendo una estrella llegaron a Belén donde había nacido Cristo y en señal de adoración le entregan oro (en representación de la riqueza),  incienso (como reconocimiento de su condición divina) y mirra (una resina que se utiliza para embalsamar en representación de su condición humana)
La palabra magos no hace referencia a la magia, sino que antiguamente era sinónimo de sabios.  A partir del siglo IV se establece que son tres, en representación de las tres razas conocidas  (Melchor a Asia, Gaspar a Europa y Baltasar a África) y también las tres edades.
En el siglo IX se les designó por primera vez con sus nombres actuales.
 
 
San Nicolás, Santa Claus y Papá Noel
En muchas casas los regalos no los traen los reyes, sino estos personajes gordos, vestido de rojo y con una poblada barba blanca.
 
San Nicolás o Nicolás Bari nació en el año 280 y se hizo sacerdote tras morir sus padres. Se le reconocieron varios milagros y su relación con la Navidad surge después de su muerte cuando se le atribuyen regalos que los adultos hacían a los niños  en su nombre.
 
En 1624 los inmigrantes holandeses llegaron a Nueva York y con ellos llevaron la costumbre de celebrar a su patrono, Sinter Klaas (San Nicolás), entre el 5 y el 6 de diciembre.
 
En 1809 el Washington Irving escribió una sátira en la que deformó el nombre de Sinter Klaas, con la pronunciación angloparlante y lo convirtió en Santa Claus. Años más tarde Clement Moore publicó un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus.
Hacia 1863, adquirió la fisonomía de gordo barbudo gracias a Thomas Nast, quien dibujó este personaje para sus tiras navideñas en Harper's Weekly.
 
A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fundió con Bonhomme Noël, el origen de nuestro Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados.
Ya en el siglo XX, la empresa Coca-Cola encargó a un pintor que remodelara la figura de Santa Claus/Papá Noel y lo dibujó tal y como hoy lo conocemos.
 
Tomar las 12 uvas en nochevieja
Esta tradición es muy reciente, ya que comenzó a utilizarse en 1909. Ese año hubo excedente de uva en España y los cosecheros decidieron repartirla entre la población diciendo que tomar doce uvas coincidiendo con las doce campanadas del último día del año les traería suerte.
 
Ropa interior roja el día de nochevieja
Se piensa que el origen está en la Edad Media, cuando casi todo estaba prohibido y cuando se relacionaba el rojo con el demonio, la sangre y la brujería.
A pesar de todo, en invierno cuando todo está helado, este color era traducido como símbolo de vida, por lo que la gente creía que llevar algo rojo a comienzos de año les traería buena suerte. Al estar prohibido por la Iglesia evitaban llevarlo a la vista, así que se ponían la ropa interior de ese color.
 

 deja tu comentario

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS