Padres o Nones.

Complejos: No me gusta como soy

Nariz grande, demasiado gordos, excesivamente flacos, muy desgarbados, altos, bajos… cualquier característica física puede convertirse en un tormento para un niño. Ayudarles a superarlos y a aceptarse no es tarea fácil, pero tampoco imposible.

Los complejos son irracionales y pensar de forma reiterada en lo que no nos gusta de nosotros puede provocar inseguridad y baja autoestima. A veces corresponden a una realidad, otras simplemente  responden a una auto-percepción distorsionada. En unos casos son la consecuencia a la burla de algún compañero, en otros están motivados porque se comparan con las imágenes perfectas que se muestran en la publicidad o la televisión. Sea como sea nadie está a salvo y pueden hacer que se sienta inferior y afectándole en sus relaciones sociales y escolares.

 

Los niños que tienen alguna característica “diferente” siempre han sido objeto de burlas y en ocasiones han recibido apodos. En todas las clases y en todas las épocas ha existido el gafotas, el patoso o el gordinflon, por poner algunos ejemplos, aunque quizá en esta época los niños estén más preocupados por su aspecto, ya que vivimos en una sociedad en la que a veces sin darnos cuenta, damos mucha importancia al físico, lo que es percibido por los menores, que además tienen como referencia los modelos que aparecen en la televisión y en la publicidad.


A partir de los 8-10 años es cuando pueden empezar a sufrir estos “complejos”, ya que es cuando se tiene percepción de la propia imagen y la de los amigos empiezan a cobrar importancia. En la adolescencia se pueden acentuar ya que es una etapa en la que se cambia físicamente, la personalidad se está definiendo y es muy importante la aceptación del grupo.


Cómo superar los complejos

Cuando un niño o adolescente no le gusta y le supone un problema algún rasgo personal físico, los padres no deben minimizar lo que siente, diciéndole que no pasa nada o que es una exageración, ya que aunque a nosotros nos parezca una tontería, su sufrimiento es real.

 

Así pues, frases como “siento que estés preocupado…” o “podemos hablarlo, cuéntame como te sientes…”, le ayudarán a expresar sus sentimientos.

 

Es necesario darle herramientas para hacer frente a sus inseguridades. Si es pequeño y sufre las burlas de los compañeros por una diferencia física, hay que explicarle que cada persona es diferente y que cuando alguien se mete con ellos es para sentirse superior. Hay que enseñarle a valorarse, destacando y potenciando sus cualidades y virtudes positivas.

 

En otras ocasiones el complejo está motivado por una imagen distorsionada de ellos mismos al compararse con otros compañeros o actores preferidos. En estos casos es importante que aprendan a quererse tal y como son, con sus defectos; conviene recordarle sus virtudes para que se valore, y comentar que es frecuente lo que le ocurre y que poco a poco aprenderán a gustarse como son.

 

Hay que enseñar a los hijos a ser como son, a vivir de acuerdo a sus gustos y características, sin que les importe lo que piensen de ellos. Decirles que es imposible gustar a todo el mundo y que siempre habrá gente más guapa y más fea, más delgada o más gorda, pero que la apariencia física no es importante, sino que lo realmente importante es la forma de ser.

 

Los padres deben estar atentos para saber detectar cuando un niño sufre por estos temas, ya que a veces se muestran retraídos y tristes, pero en otras ocasiones pueden ocultarlo bajo una actitud altiva, comportándose de forma desafiante.

Lo más importante para superar un complejo es quererse uno mismo, conocer sus defectos y virtudes  tanto físicas como de carácter y aceptarlas. 

 

Puede ser de ayuda pedir al adolescente que haga una lista de lo que piensa que son sus defectos y también sus virtudes, de forma que les pueda hacer frente y darse cuenta de todas las características positivas que tiene.

Recordarle que no debe lamentarse constantemente de sus defectos, ya que eso repercutirá en la imagen que los demás tengan de ellos y reforzar su autoestima para hacer que gane en confianza y seguridad.

 

También es importante enseñar a los niños a superar los pequeños problemas de su vida, de forma que aprendan a resolver los conflictos que tendrán que superar de adultos, y aceptar las contrariedades, ya que esto forma parte del proceso de aprendizaje.

 

No te olvides…

 

-Darles ejemplo. Si ellos ven que valoras en exceso tu imagen física o la de los demás, aprenderán a valorarse ellos mismos según su apariencia

-No destacar sus defectos y potenciar en cambio sus cualidades.

 

-Valorarles. Para un niño es muy importante su entorno familiar, por eso si no se siente querido y valorado puede que aumente su inseguridad

-Ponerle ejemplos de personas que a pesar de tener algún defecto han triunfado. De forma que comprendan que se puede convertir en positivo el ser diferente.


Cirugía estética para acabar con complejos

En los últimos años ha disminuido la edad a la que los jóvenes se someten a cirugía estética. Operaciones de nariz o de pecho son en ocasiones regaladas por los propios padres.

Los expertos desaconsejan las operaciones a adolescentes, ya que aún no han terminado su desarrollo físico

En cualquier caso es más importante ayudarles a superar un complejo que eliminar el motivo de este con una intervención.

En el caso de liposucciones, intervenciones de pecho o nariz, la Sociedad Española de cirugía Plástica recomienda no operar antes de los 18 años, excepto en casos concretos, como puede ser que se sufran problemas de respiración que motiven la rinoplastia.

Detrás de estas  acciones, puede que de manera encubierta,  se den mensajes de  frivolización  de la salud, falta de respeto  por el propio  cuerpo y demasiada importancia a la imagen

 

 

Artículo elaborado con el asesoramiento de Mar Sánchez Marchori, directora del Instituto Valenciano de Pedagogía Creativa

 

 

CONSULTA OTRAS NOTICIAS DE INTERÉS RELACIONADAS CON LA EDUCACIÓN DE TUS HIJOS

 15 comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS