Padres o Nones.

Viajar en coche con niños: conviértelo en una aventura

No es un mito la cantidad de veces que los niños pueden llegar a preguntar cuánto falta. Un viaje en coche puede ser una aventura o una tortura, te damos las claves para hacerlo más divertido para ti y tus hijos

Si para un adulto es pesado y cansado un viaje en coche de dos horas, para un niño lo será mucho más ya que está acostumbrado a no parar en todo el día.

 

Tantas horas sentado y sin poder moverse pueden ser una auténtica tortura. Te proponemos unas claves para convertir el viaje en algo divertido y, sobretodo, en un momento familiar porque ¿en qué otra ocasión estáis toda la familia juntos tantas horas seguidas en una misma habitación?

 

Antes de empezar el viaje sería bueno anunciárselo a tus hijos. Han de saber que estarán muchas horas, pero no hay que hacerles entender ya de antemano que será aburrido. Explícales con un mapa a dónde vais a ir, por qué ciudades vais a pasar, etc.

 

Puedes comprar juegos de mesa de viaje un par de días antes de salir para estrenarlo en el viaje. También puedes pedirles a tus hijos que hagan de copiloto: puedes darles un mapa de carreteras y que vayan siguiendo el recorrido. Puedes ir preguntándoles cuál es el siguiente pueblo o ciudad. Si son pequeños cómprales un volante de juguete para que ellos también conduzcan.

 

Otro recurso fácil de utilizar es llevar música y videojuegos o comprar un sistema para ver películas en el coche. Sin embargo, si podéis aprovechar el momento para disfrutarlo toda la familia, será mucho más divertido y entretenido.

 

Juegos de carretera

 

- Batalla de canciones: El conductor dice una palabra, entonces, por turnos cada uno tiene que cantar una canción en la que aparezca la palabra elegida. El primero que se quede sin canción pierde una vida.

 

- El más rápido: Pon un objeto en el asiento de en medio. Empieza a cantar una canción y, en cuanto te calles, han de coger rápidamente el objeto. El más rápido tiene un punto.

 

- Palabras encadenadas: Uno dice una palabra y el siguiente tiene que decir otra que empiece por la última sílaba.

 

- La letra prohibida: Todos tienen que hablar sin utilizar una determinada letra. El primero que se equivoque ha de pagar prenda (por ejemplo cantar una canción o estar callado y sin moverse un minuto entero)

 

- Aprovecha para contarles cuentos a tus hijos: Alguno tradicional, uno que te inventes, una historia que hayas oído en algún sitio… no importa, ¡a ellos les encantará escucharte! Si tienes dos niños o más puedes proponerle a alguno de ellos que se invente un cuento o que entre los dos te cuenten a ti alguno.

 

- Las matrícula: A ver quién encuentra antes una matrícula con determinados números o letras, o después de ver una matrícula a quién se le ocurre una palabra que tenga las tres letras de la matrícula.

 

-El tradicional ¡veo veo!  tampoco puede faltar en cualquier viaje


No te olvides de…

 

- Llevar tu kit de supervivencia familiar con mucho agua y algo de comida. Si llevas alguna chocolatina o alguna comida que a tus hijos les guste pero que no siempre les des, puede ser un aliciente para ellos. Llévate también almohaditas pequeñas para que duerman más cómodos durante el trayecto

 

- No te planifiques demasiado los horarios. Tus hijos tienen que aprender a viajar en coche, pero si son muy pequeños no podrán aguantar más de dos horas si moverse y, quizás, una parada de media hora retrase el viaje pero lo haga mucho más llevadero.

 

- Utiliza los sistemas de seguridad adecuados para su edad.

 3 comentarios

Comentarios:

  Dice ser "Anónimo"  
sábado, 11 de marzo de 2017, 16:17

wh0cd670588 cialis 20 mg


Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS