Padres o Nones.

Viajar con niños en coche: la seguridad ante todo

Los pediatras nos aconsejan cómo tener viajes más seguros en vacaciones

Agosto y coche caminan de la mano; y en muchas ocasiones, también el avión e incluso el barco.

 

Para quiénes todavía no han salido y para quiénes ya de vacaciones continúan desplazándose, los pediatras de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) nos dan unos útiles consejos.

 

En primer lugar, es importante programar la salida con antelación, esto nos evitará muchos de los imprevistos que muchas veces suelen ocurrir en nuestros desplazamientos.

 

Realizar paradas cada dos horas para descansar es fundamental para los viajes largos, de hecho, si nos fijamos en los itinerarios establecidos en los buscadores de rutas, todos fijan cada dos horas la parada preceptiva para garantizar una mayor seguridad en nuestro viaje.

 

En verano las ya de por sí altas temperaturas muchas veces se ven incrementadas en el interior del vehículo aunque no nos apercibamos de ello, por eso los pediatras de AP recomiendan beber frecuentemente y cubrir las ventanas con parasoles para evitar golpes de calor y deshidratación durante los trayectos.

 

Cuando leemos las cifras de accidentes y las causas que muchas veces han llevado a la muerte a sus ocupantes (muchas veces niños), hay que repetir una de las normas básicas de todo trayecto, por muy breve que sea: no olvidar abrochar los cinturones de seguridad. A él se suma la importancia del uso de los dispositivos de transporte homologados correspondientes a cada edad.

 

Avión y barco

 

A estas normas básicas para los viajes en coche, hay que sumar si se viaja en avión otra para amortiguar una de las molestias típicas que tanto acusan los más pequeños en los momentos del despegue y aterrizaje del avión. Basta con ofrecer agua a los lactantes o niños pequeños en esos determinados momentos para disminuir las molestias en los oídos. En los más pequeños también es útil el uso del chupete. Por lo que respecta a los más mayorcitos, pueden masticar chicle.

 

Finalmente, y por lo que respecta a los niños que son especialmente sensibles al movimiento y sufren cinetosis, especialmente en viajes en barco o trayectos largos con muchas curvas, la molesta sensación puede aliviarse con comprimidos o chicles masticables de biodramina, conducción suave y paradas frecuentes.


 

 2 comentarios

Comentarios:

  Dice ser "Anónimo"  
lunes, 24 de abril de 2017, 00:26

wh0cd1307472 [url=http://buyviagra2017.com/]canadian generic viagra[/url]


Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS