Padres o Nones.

El almuerzo, energía para el cole

Puedes ayudar a tus hijos a mejorar la atención en clase manteniendo la glucosa circulando en sangre estable durante la mañana. El almuerzo es la forma, a mitad de mañana, de recoger energía.

Un buen aporte de nutrientes en el desayuno activa nuestro organismo. El cuerpo después de un descanso de entre 7-12 horas, según sea adulto o niño, necesita un empujón energético. El almuerzo es la continuación del aporte energético en la mañana infantil. La segunda ingesta diaria de las 4-5 comidas diarias que se recomiendan.

El almuerzo, al aportar azúcares y otros nutrientes, equilibra las hormonas, como la insulina, encargada de mantener estable la glucosa en sangre y favorece que el cerebro tenga abundante glucosa disponible, pues la glucosa es su sustrato energético favorito.

 

Los niños son especialmente susceptibles a la falta de aporte nutritivo pues su tolerancia al ayuno es menor, especialmente en menores de 8 años, los cuales fácilmente presentan cetosis e hipoglucemia (falta de azúcar en sangre). Esto puede ocasionar cansancio y falta de atención en clase.
.

En nuestro país es habitual almorzar y no desayunar, pero esto no aporta nutrientes hasta al menos un par de horas desde que nos levantamos. Es habitual que muchos niños sean inapetentes por la mañana. Buscar la consonancia entre sus apetencias y los alimentos más nutritivos para ellos es todo un reto.

Por último, pensemos que la alimentación es un hábito. Requiere ritmo y atención. Requiere repetir pautas de comportamiento para mantener un equilibrio, una respuesta adecuada y un control de las necesidades para cubrir objetivos, en este caso, de salud.



IDEAS DE ALMUERZOS:

 

En salado:

Intentar no mezclar más de un ingrediente proteico, poner un poco de aceite de oliva o vegetales que le aporten jugosidad. Rotar los bocadillos.

-Sándwich de pan integral rico en fibra de avena con ensalada de atún y mayonesa.

-Bocadillo de pan de horno con aceite de oliva y chorizo.

-Bocadillo de queso con tomate fresco y aceite.

-Bocadillo de jamón a la catalana.

-Sándwich de queso fresco con finas hierbas.

-Bocadillo de sobrasada ibérica.

En dulce:

Aunque les guste mucho un tipo de almuerzo, les hemos de variar cada día el almuerzo. De otro modo no educamos su paladar y se vuelven “acomodaticios” con la alimentación.

 

-Dos magdalenas hechas con aceite de oliva y una manzana pequeña.

 

-Un trozo de coca de yogur.

 

-Pan con una barrita de chocolate.

En frutas:

 

Todas las frutas son buenas para almorzar. O bien complementan los anteriores ejemplos de almuerzo o bien pueden sustituirlo si el desayuno es abundante y se pinza la hora del almuerzo con el comedor escolar.

 

-Mandarinas, manzanas, plátano...

 

-Las blanditas o peladas las podemos poner en un “tapper”

 

Por Amparo Lucas Alba (Dietista clínica. www.somosloquecomemos.net)

 2 comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS