Padres o Nones.

"Uno entre cien mil", el blog de un padre sobre su hijo con leucemia

“Esta es la historia de un héroe, Guzmán, nuestro pequeño superhéroe”. Un padre relata en su blog, “Uno entre cien mil”, la lucha de su hijo de tres años contra la leucemia.

Uno entre cien mil es una historia que sólo lleva cuatro meses de vida. Y nunca mejor dicho: de vida. Porque es una historia llena de vida y de esperanza de vida”. Así resume José, el padre de un niño de tres años al que hace unos meses diagnosticaron una leucemia, la iniciativa del blog, con la que busca mirar el lado positivo de esta dura experiencia “buscando un aprendizaje interior de todo este camino”. Por ello, añade que “no creo que sea un blog que hable sobre una leucemia. es un blog que habla sobre la vida.”


“Mi primer pensamiento positivo fue que esto había ocurrido por algo, para algo. Para que todos sacáramos de esta historia algo positivo para todas y cada una de nuestras vidas”. Y ese es el espíritu que se recoge en el blog, ya que según explicó en una reciente conferencia a la que fue invitado, “nuestras palabras construyen nuestros pensamientos y nuestros pensamientos la realidad que vivimos y construimos. Por eso el objetivo era que las palabras en torno a Guzmán fueran positivas.”

 

Además incide en que este diario, que comparte con gentes de todos los lugares, “a nosotros nos da una gran dosis de bondad, amor, cariño, fuerza y apoyo, intangibles que nos hacen ser más fuertes en nuestro camino" pero tabién por otro lado "ha resultado que nuestra historia está aportando también una serie de intangibles a mucha gente, algunas con enfermedades graves, con niños con problemas… o simplemente personas, familias a las que el blog les ayuda a sentirse mejor como tales, a conectar más con el día a día, a tomar conciencia con la vida. Con su aquí y su ahora.”

 

Gracias a esta iniciativa, la familia de Guzmán ha podido “conectar y contactar con "héroes sociales" que existen que te hacen creer que podemos hacer algo mejor cada día y ser un poco mejor personas, para hacer de este mundo algo mejor”.

 

Así, su padre explica que "escribir el blog está siendo acercarme mucho más dentro de valores que tenía dormidos, a lo que realmente es importante: el amor universal, el ayudar a los demás, la generosidad..."


-¿Cómo surgió la idea de escribir este blog y cuál es su objetivo?

 

Quería transformar todo lo que iba a empezar a ocurrir en un camino de positividad, esperanza, fe y luz. El objetivo era que todos los que entremos aquí proyectemos, visualicemos a Guzmán sano y feliz para que toda nuestra fuerza y energía se dinamice en esa dirección. Que todos los que vieran la historia de Guzmán la visualizaran de la manera más positiva posible.

-¿Cómo os está ayudando a vivir la enfermedad de Guzmán?

 

A mi personalmente me ayuda a sentarme y reflexionar sobre cada día. Es como si cogieras lo que ha pasado, lo desmontases en conceptos, lo deconstruyeses y entonces lo mirases para construirlo en positivo y buscando un aprendizaje interior de todo este camino.

 

-¿Esperabas que tuviera tanta repercusión?

 

-Tampoco creo que haya tenido una "grandísima" repercusión, creo que ha llegado a entornos conectados unos con otros, con bastantes causalidades y eso ha hecho que entre gente bastante afín se haya ido comentando.

Lo que no me esperaba es que hubiese gente que sacase algo positivo para ellos mismos de la lectura de este blog. Eso me llena de satisfacción y de responsabilidad a la vez.

 

-¿Realmente se pueden sacar experiencias positivas de una situación tan dura como la enfermedad de un hijo tan pequeño?

 

-Creo que todo depende con el cristal con el que se mire. Uno en la vida no puede elegir lo que la vida le depara, pero todo hombre, siempre será libre de cómo vivirlo, de la actitud de cómo afronte su presente.

 

-¿La actitud de los padres y hermanos repercute en la evolución de un niños enfermo?

 

-No tengo datos en la mano. Pero estoy convencido que así es. E incluso la actitud del propio niño. Guzmán es un niño que como él dice cuando está bien "si ya no estoy malito", por su actitud, no es un niño enfermo (salvo estas dos semanas de este corticoide que le están dejando hecho un trapo). Y creo que si la actitud tanto suya como de su entorno es positiva, de esperanza y de alegría, sin duda repercutirá en lo que hoy importa y sencillamente es que su día a día sea el mejor posible.
No es un tema de fe en que esto le sane, es también de que esta actitud hace un presente más feliz, más pleno.

 

-¿Cómo se encuentra Guzmán?

 

-Guzmán es un niño feliz. Y él se encuentra "siempre" feliz. Sólo ha habido dos momentos en su vida en el que se le han notado luchando internamente contra algo superior a esa felicidad. El primero, las dos semanas anteriores al diagnóstico y al comienzo del tratamiento. En cuanto éste empezó, el volvió. Y el segundo, en esta fase de tratamiento con coriticoide que le han dejado un poco hecho polvo.

Pero con el tratamiento de quimio, con su día a día, con los ingresos en el hospital o con sus vueltas a casa, está haciendo de guía espiritual de esta familia y nos está indicando cual es el camino a seguir: sonreír y disfrutar de cada segundo que pasa.

 

Sigue el blog “Uno entre cien mil”

 1 comentarios

Escribe tu comentario

Usuario:
Comentario:
Código:
Escribe aquí el código de seguridad:
Más noticias en Padresonones

© 2017 padres o nones | Todos los derechos reservados | Diseño Web | RSS